Ganadería

La empresa a través de su propietario cuenta con ganado propio, compuesto por 2.000 cabezas de oveja de pura raza manchega, que junto con otras 10.000 cabezas más también de raza manchega, pertenecen a los términos de La Solana, Membrilla, Manzanares, Argamasilla de Alba y Alhambra; estas ganaderías disponen de todos los registros y controles sanitarios exigidos.


El ganado vive y se alimenta en unos parajes típicos de Castilla La Mancha, con una altura media de 700 metros y un clima muy extremo, que puede llegar desde temperaturas bajo cero en invierno hasta los 45ºC en verano, características estas que influyen en los pastos que comerán las ovejas, que junto con piensos de base natural también de esta misma zona, dan unas características diferenciadoras a la leche manchega del resto de leches.
 
Las instalaciones de la ganadería, son de las más modernas de Castilla La Mancha, y en ellas todos los procesos están prácticamente mecanizados.